Las mamás del milenio dirigen la tendencia de los ingredientes simples

enero 2015

De acuerdo al término “generación del milenio”, atribuible a Neil Howe y William Strauss, son aquellos individuos que nacieron entre 1982 y 2004 y que alcanzan la edad adulta al inicio del milenio. Los miembros de este grupo demográfico clave están ahora alrededor de sus veinte y treinta y tantos años y de acuerdo a la investigación Innova, representan alrededor de un tercio de la población mundial.

Para los fabricantes de alimentos, el segmento “Mamás del Milenio” es aún más relevante. Hasta hace muy poco, a este grupo se le consideraba un tipo nicho, pero ahora que representan 1 de cada 5 mamás del milenio y con 68% de todos los bebés que nacieron de este grupo, su importancia va a la alza. Para las marcas de alimentos y para los vendedores minoristas, es primordial el ganar su lealtad a medida que avanzan hacia una nueva etapa de su vida y establecen nuevas preferencias por marcas. Hay que tener en cuenta algunas cosas para poder enfrentar el reto.

Las Mamas Milenio están influyendo en otras personas

En comparación con otros segmentos de mamás, las Mamás Milenio dedican más tiempo a estar conectadas a Internet, además de dedicar alrededor de 17.4 horas a la semana a las redes sociales. Si bien esto no es de llamar la atención, también es cierto que utilizan ese tiempo para dar opiniones y recomendaciones, a tasas mucho más altas que las otras mamás. En una época en que las amistades y la gente de su entorno son más confiables que antes, aquellas marcas que no respondan a las inquietudes de las Mamás Milenio están propensas a toparse con dificultades.

Las Mamás Milenio buscan ingredientes simples

El convertirse en mamá viene con la responsabilidad adicional de encontrar las mejores opciones para toda la familia. Las mamás en general ponen un gran interés en las etiquetas de los productos alimenticios con los que planean alimentar a sus hijos, pero las Mamás Milenio están elevando las expectativas. Tienen miedo a que los colores artificiales, edulcorantes y otros ingredientes puedan tener efectos adversos sobre sus hijos, incluso en los casos en los que existe poca evidencia científica que apoye esos temores. Más que otras madres, las Mamás Milenio no sólo leen las etiquetas, sino que evitan ciertos ingredientes de manera radical. Ellas son la fuerza impulsora detrás de las formulaciones limpias y sencillas.

Source: KRC Research/Weber Shandwick
Source: Sensient Colors H&W Study

Related Posts