¿Por qué los ingredientes simples no siempre son tan simples?

agosto 2016

Apenas la semana pasada el Departamento de Agricultura del Estado de Nueva York, identificó altos niveles de plomo en cúrcuma molida que fue vendida por un importador y fabricante de productos de especias ubicado en New Jersey. Como resultado de ello, la FDA de los Estados Unidos de Norteamérica anunció la retirada, en todo el país, de siete marcas de cúrcuma.

Como la cúrcuma es un color natural de uso común, afortunadamente cuándo esta fue retirada no afectó a la industria de color alimentario. Sin embargo, la retirada del mercado resalta un tema emergente clave para los fabricantes de alimentos que se embarcan en iniciativas de reformulación de productos para satisfacer la demanda por ingredientes cada vez más simples.

Inherentemente, los colorantes denominados alimentarios (Foodstuffs) y los colores de fuentes naturales tienen el potencial de crear problemas de seguridad alimentaria. Me gustaría destacar en concreto los siguientes peligros:

  • Pesticidas
  • Metales pesados
  • Adulterantes
  • Solventes no autorizados
  • Problemas microbiológicos
yellow-powder

El reto de administrar cadenas de suministro globales, cada vez más complejas, implica una carga adicional para los fabricantes de alimentos.

Es por esta razón que lanzamos el programa de certificación CertasureMR, el cual es para todos nuestros colores cuyo origen sea botánico. Creemos que el color es un contribuyente importante para el disfrute en general de los alimentos, y el color de origen natural no debe ser la causa de preocupaciones por asuntos de seguridad alimentaria.

Los consumidores siguen presionando por ingredientes cada vez más simples
Fueron los consumidores europeos quienes claramente iniciaron la temprana tendencia hacia “lo natural” y evitar los ingredientes artificiales. Aunque en la actualidad ya hay una tendencia mundial de los consumidores para eliminar los ingredientes artificiales, empezando con los colores. Las razones a veces difieren según la región.

Por ejemplo, consumidores en los Estados Unidos de Norteamérica citaron “problemas de salud que aún no hemos descubierto” como la primera razón para evitar colores sintéticos. A veces, los consumidores pueden inclinarse por cifras, en medios de comunicación populares o en investigaciones que no siempre tienen una base científica. Sin embargo, los consumidores son los que tienen la última palabra.

En vista de que hay un movimiento hacia lo natural y con base en lo que escuchamos por parte de los consumidores, prevemos cambios continuos en el negocio de los colores alimentarios. Algunas de las grandes tendencias incluyen:

  1. Un movimiento para reemplazar el color caramelo – En algunas regiones como Brasil, el caramelo ya es considerado un ingrediente artificial. Vemos un movimiento hacia recursos alternativos del color marrón que provengan de jugos de frutas o de vegetales.
  2. El nuevo interés por alternativas al dióxido de titanio – El dióxido de titanio se enfrenta a algunas críticas a nivel mundial, sobre todo en Europa y en los Estados Unidos. Aunque que el TiO2 no es realmente la primera de las preocupaciones de los consumidores, creemos que las marcas van a explorar y deseen reemplazar el pigmento.
  3. Un creciente interés por colores naturales por parte de la industria de alimentos para mascotas – El crecimiento de la “humanización” hacia nuestras mascotas está llevando a muchos consumidores a exigir los mismos ingredientes para los “miembros peludos de la familia”.

La norma es el cambio continuo, especialmente con lo que respecta a mercados mundiales de alimentos. Y si bien puede ser un reto el estar al día con todos estos cambios, estamos comprometidos para precisamente hacer eso.

Related Posts